VENTA DE ARTE

Adquirir arte como una alternativa de inversión ha crecido notablemente nacional e internacionalmente y se ha logrado consolidar, ya que el arte tiene la particularidad de actuar de forma distinta en el mercado de la oferta y la demanda, es decir, difiere de los axiomas económicos que aplican a otros productos. Invertir en arte es una de las mejores opciones para prevenir los inconvenientes de una devaluación y es una forma de asegurar el valor del dinero y conservar el patrimonio de manera real y tangible además del valor estético que esta posee.