Rolando Rojas

Oaxaca, 1970

rolando-rojas-sin-titulo-oleo-y-tierras-lino-150-x-200-cm-2020-540000-sonia-656edd324e028

Desde los primeros lienzos de Rolando Rojas aparece la figura humana como tema central. En torno a ésta, una fauna diversa; lo mismo cabras que vacas, armadillos, pavo reales y libélulas. Para él es importante hablar la fuerza dinámica de la vida, y su fuente y misterio infinito: la fecundidad.

Otras criaturas quiméricas, mitad hombre mitad animal, aparecen en sus poblados escenarios. Estas transmutaciones imaginarias, al igual que en la antigua mitología, reúnen la fuerza y agilidad del animal con la sensibilidad y la agudeza humanas. Las propuestas de este istmeño, que mucho tienen de primitivo, evocan una sabiduría y un conocimiento perdidos.

Rolando Rojas inició su trayectoria artística a los 16 años, cuando ingresó en el Taller de Artes Plásticas de la Casa de la Cultura de Tehuantepec y, después, a la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca. A sus estudios en artes sumó una licenciatura en arquitectura. De 1990 a 1993 concentró esfuerzos en la difícil disciplina de la restauración.

Fuera de México, ha tenido exposiciones individuales en sitios como el Black Cultural Center del Lafayette College Easton en Pennsylvania, la Galerie Matignon 32 en París, la Louis Aronow Gallery en San Francisco, el Museo de las Américas en San Juan de Puerto Rico y la Silva Gallery en Atlanta.

Pintura

Gráfica